info@fundacionsanrosendo.es · 988 366 086

LA FUNDACIÓN SAN ROSENDO CELEBRA EL DÍA DEL ALZHEIMER CON LAS FAMILIAS REIVINDICANDO LA IMPORTANCIA DE LA ASISTENCIA PERSONALIZADA

La Fundación San Rosendo celebró hoy el día del Alzheimer, que oficialmente se conmemora mañana, con una jornada especial en la residencia Divino Maestro de Ourense. El centro, destinado a personas mayores dependientes y en el que residen varios usuarios con Alzheimer, acogió una exposición elaborada en colaboración con usuarios, familiares y trabajadores del centro.

Siguiendo el lema oficial elegido para este día por la Confederación Española de Alzheimer (CEAFA), #Evolución, el centro acoge una exposición de trenes que muestra la evolución y el cambio que experimentó este sector. El paso del tiempo genera nuevas necesidades y hay que actualizar los cuidados y las atenciones, más específicas y personalizadas, para atenderlas. Si las necesidades evolucionan, es preciso que las respuestas también lo hagan.

Desde hace cuatro años, la residencia Divino Maestro conmemora el día internacional del Alzheimer, para dar visibilidad a la enfermedad que sufren más del 60% de sus usuarios. Este año, el centro entregó a todos los asistentes una pulsera con la frase ‘Adaptarse al cambio: Evolución’, para recordar la importancia de adaptarnos a las necesidades que demandan las enfermedades de tipo degenerativo como el Alzheimer y que afectan a más de 70.000 personas en Galicia, según datos de la Federación Alzheimer Galicia.

El obispo de Ourense, J.Leonardo Lemos Montanet y el presidente de la Fundación San Rosendo, Jose Luis Gavela, estuvieron presentes en la celebración y recordaron la importancia de la labor de los cuidadores, que de manera personalizada atienden a los mayores que sufren Alzheimer y otras enfermedades degenerativas.

El Banco de Lembranzas de la Fundación San Rosendo

La jornada incluyó una entrevista a una usuaria del centro para el Banco de Lembranzas, la iniciativa de estimulación cognitiva de la Fundación que se puso en marcha hace seis años y recupera las historias de vida de personas mayores, para promover un envejecimiento activo y mejorar la atención personalizada a personas con deterioro cognitivo.

Gavela recordó la importancia de la atención personalizada para conocer y satisfacer las necesidades psicosociales de cada usuario y poder ofrecer una asistencia completa y de calidad a todas las personas y en especial a las que sufren enfermedades neurodegenerativas.

En la actualidad, el Banco de Lembranzas cuenta con más de un centenar de historias de vida de usuarios de 20 centros de la Fundación San Rosendo en las cuatro provincias gallegas, entre las que se encuentra el centro Divino Maestro de Ourense.