La Fundación San Rosendo lleva más de 20 años prestando su labor asistencial a los colectivos más desfavorecidos de Galicia: personas mayores, discapacitados o enfermos con problemas de adicciones con el propósito de que ninguna persona que lo necesite, se quede sin asistencia.

Este servicio a la comunidad se realiza promoviendo la integración y la participación activa en la sociedad y generando valor añadido para los entornos rurales en los que opera.