La energía de biomasa de la residencia San Juan de Río, ejemplo de la apuesta de la Fundación San Rosendo por las energías renovables

La residencia para personas mayores asistidas de San Xoán de Río acogió esta mañana la visita institucional del director xeral de Planificación Enerxética e Recursos Naturais, Pablo Fernández Vila, y Alicia López Míguez, jefa territorial de la Vicepresidencia Primeira y Consellería de Economía, Industria e Innovación, para conocer la instalación de su caldera de biomasa. Instalada el pasado año, la actuación contó con el apoyo de la Xunta y muestra el compromiso de la Fundación San Rosendo con las energías renovables.

Caldera de biomasa del centro San Xoán de RíoLa caldera de biomasa de la residencia San Xoán de Río, que abastece las necesidades de calefacción del centro con 54 plazas, permite un importante ahorro energético y económico en la compra de combustible de 40.000 euros al año. Supuso una inversión de más de 124 mil euros. El INEGA (Instituto Enerxético de Galicia) apoyó su instalación a través de una ayuda de 65.131 euros, con el objetivo de conseguir una economía más limpia y sostenible a través del fomento de las energías de origen renovable.

Durante su visita al centro, los representantes de la Consellería estuvieron acompañados de Jose Luis Gavela, presidente de la Fundación, María José González, directora de la residencia de San Xoan de Río, Cristina Gómez, responsable de Administración de la Fundación y Daniel Novoa, responsable de recursos humanos.

Comprometidos con la sostenibilidad

La red de centros de la Fundación continúa con su compromiso con la sostenibilidad y medio ambiente siguiendo las directrices del Plan de Energías Renovables de las residencias, puesto en marcha en el año 2008.

En la actualidad, 25 centros de la Fundación San Rosendo cuentan con calderas de biomasa y se apuesta por las instalaciones de geotermia en los centros de nueva creación.

Fundación San Rosendo, 30 años dando vida a los años

La Fundación San Rosendo cuenta con 73 centros asistenciales en Galicia: 60 para personas mayores, 11 para personas con discapacidad, uno para el tratamiento del alcoholismo y un centro de inclusión. En total suman 3.872 plazas de las que el 24,3% son concertadas. El equipo de profesionales asciende a 2.075 trabajadores, un 6,8% más que el año anterior. El 89% de los centros están ubicados en el ámbito rural donde la oferta es escasa.