info@fundacionsanrosendo.es · 988 366 086

Resumen anual Proyecto Experiencia Activa: Más de 1.600 participantes en Experiencia Activa desde 2014

El proyecto Experiencia Activa, de la Fundación San Rosendo y La Región, llegó a un total de 1.649 mayores desde su puesta en marcha en el año 2014. La iniciativa, que cuenta con el patrocinio de Inditex, promueve el envejecimiento activo en la sociedad gallega mediante buenas prácticas aplicadas por los profesionales de la Fundación.

El programa difundió diversos estudios y actividades en 27 centros de la Fundación San Rosendo y cuatro centros de Caldaria. En las actividades participaron un total de 44 profesionales, entre médicos, enfermeras, educadores, fisioterapeutas y directores de los centros.

Desde el mes de septiembre del año pasado, el proyecto Experiencia Activa promovió ocho iniciativas centradas en las experiencias vitales, profesionales y de cultura popular entre los mayores. Además, personal de la residencia de Os Gozos, en Pereiro de Aguiar, realizó un estudio para definir diferentes tipologías de usuarios con el objetivo de planificar actividades y programas más personalizados y acordes a los gustos de cada mayor.

Los participantes en el programa no solo interactúan con los profesionales, sino también con sus compañeros, una fórmula de potenciar el círculo social de los mayores en los centros, así como mejorar su autoestima y confianza.

Además, muchas de las actividades del proyecto también tienen un componente festivo, como el caso de la celebración del San Valentín en la residencia Nuestra Señora de la Esperanza de la ciudad. La fiesta sirvió para recordar sus historias de amor, escuchar música e incluso bailar.

Los talleres del proyecto Experiencia Activa trabajan con las experiencias vitales de los usuarios, una forma de recordar y compartir su pasado. En la residencia Santa Mariña de Xinzo de Limia, los mayores participaron en unas jornadas centradas en la emigración, ya que muchos de ellos trabajaron fuera durante su juventud. En la residencia Nuestra Señora de la Esperanza, los usuarios también compartieron recuerdos de su vida, desde la infancia hasta la edad adulta.

Los centenarios de los centros de la Fundación también tuvieron hueco para dar a conocer sus experiencias vitales en una jornada centrada en los más mayores. Experiencia Activa también ensalzó la cultura popular y gastronómica, a través de las «fiolloeiras».

Cuidadores y familiares

La iniciativa también ensalza la figura de los cuidadores y de los familiares mediante diversas propuestas. En la residencia Divino Maestro se celebró el Día del Alzhéimer, que se centró en las personas que rodean a los usuarios. En el mes de marzo, los mayores de Cea reivindicaron la importancia de las mujeres mediante un homenaje a las usuarias del centro.

Leer noticia completa en La Región