info@fundacionsanrosendo.es · 988 366 086

Vejez con calidad en San Xoán

Isolina Bergantiños López es la «abuela» de los usuarios de la residencia de la Fundación San Rosendo en San Xoán de Río. Una veteranía que no le pesa, al contrario, es una de las sonrisas de la residencia y un ejemplo de buen ánimo y gusto por las pequeñas cosas.

«Ella va a sus clases de gimnasia y, como no tiene una movilidad limitada, porque se maneja muy bien con el andador, participa sin problemas de todas las actividades del centro», explica María Rodríguez, directora de esta residencia. Una serie de ejercicios que forman parte de la iniciativa Experiencia Activa, desarrollada por la Fundación San Rosendo en sus distintos centros y que va destinada a promover el envejecimiento activo en una de las provincias con más volumen de población mayor de España. Una realidad de la que es especialmente buen ejemplo la localidad de San Xoán de Río, donde 283 de los 561 habitantes que tenía en 2017 tenían más de 65 años, según los datos del Instituto Galego de Estadística.

Son actividades que Isolina, como el resto de residentes, aguardan con auténtico interés cada semana y disfrutan con toda su energía. «Viene una chica muy maja y muy atenta que nos hace mover los pies, como los ciclistas; nos acompaña en el paseo y a hacer pedales», explica la centenaria Isolina Bergantiños, que maneja el andador con magistral soltura por el hall de esta coqueta residencia con amplia cristalera por la que se cuela el sol en esta fría mañana de diciembre. Forman parte del programa elaborado por la Fundación para promover un envejecimiento activo y saludable de los usuarios de los distintos centros repartidos por toda Galicia.

Leer noticia completa (La Región)