info@fundacionsanrosendo.es · 988 366 086

Con la música a otra época

Huele a sopa y algún usuario celebra la calefacción en la residencia Nuestra Señora de la Esperanza. Una de las educadoras sociales de este centro de la Fundación San Rosendo, Alba Justo–”la jefa” para los mayores de las instalaciones de A Farixa–, crea el ambiente ideal para expresar recuerdos de infancia y emigración. En el marco del proyecto Experiencia Activa, los profesionales de la fundación logran que cada uno de ellos se sienta protagonista con su historia de vida, a la vez que estimulan su memoria, el bien más preciado.

“Aqueles fermosos anos”, dice un cartel en el que María del Carmen Quintairos, Benjamín López Parada o Áurea Nóvoa posan con una sonrisa de hace años. Además de compartir fotos antiguas con sus compañeros, los familiares les han llevado objetos antiguos que la mayoría reconoce al instante. Una vieja maleta marrón lleva a la mayoría al mismo sitio: “¡A emigración!”, dicen.

Leer noticia completa (La Región)