info@fundacionsanrosendo.es · 988 366 086

La Fundación San Rosendo firma un convenio con Lobios y la Diputación de Ourense que da luz verde a la nueva residencia para mayores dependientes

La Fundación San Rosendo firmó un convenio de colaboración con el Concello de Lobios y la Diputación de Orense para la puesta en marcha de un nuevo centro en la Baixa Limia que atenderá a 80 personas mayores dependientes y que, cuando funcione a pleno rendimiento, dará empleo a 30 familias.

El convenio recoge la colaboración entre las partes para la prestación de servicios asistenciales de calidad a los mayores del Ayuntamiento de Lobios, municipio orensano que cuenta con un nivel alto de envejecimiento.

El nuevo centro estará ubicado en una parcela de 3.000 m2, cedida por el Concello de Lobios, en el centro de la localidad. Equipado con salas de gimnasia y talleres de envejecimiento activo, así como de cocina propia y lavandería, supondrá una inversión aproximada de entre 2,5 y 3 millones de euros con equipamiento.

Asimismo, el convenio recoge el compromiso de la Fundación de contratar a la mayoría de trabajadores del futuro centro entre los residentes de Lobios que hayan realizado los cursos de formación que se realizarán en los próximos meses.

Infografía de la futura residencia de mayores de Lobios

Apuesta por la comarca de A Baixa Limia: 200 plazas y 70 empleos
Este centro asistencial se suma a las tres residencias que la Fundación San Rosendo tiene en la Baixa Limia: Entrimo, Muíños y Lobeira donde la oferta asistencial es escasa.

En total, los cuatro centros suman más de 200 plazas asistenciales para mayores dependientes y dan empleo a 70 familias. Los centros de Entrimo (23 plazas), Muíños (40 plazas) y Lobeira (56 plazas) tienen una elevada demanda ya que tienen todas sus plazas ocupadas. El concello de Muíños tiene abierto un proceso de ampliación de la dotación de la residencia para crear 20 nuevas plazas asistenciales y dar respuesta a la demanda de sus vecinos.