info@fundacionsanrosendo.es · 988 366 086

Terapeutas sobre cuatro patas en Maceda

Yuma y Xana son dos miembros más de la residencia Nuestra Señora das Neves de la Fundación San Rosendo. Sin embargo, tienen un deber especial: trabajar con sus dotes caninas en la estimulación sensorial de los usuarios.

Los usuarios de la residencia Nuestra Señora de las Nieves que la Fundación San Rosendo tiene en Maceda hace años que han visto crecer su censo con dos animales de compañía. A diferencia del resto de usuarios, Xana y Yuma tienen cuatro patas y son muy peludas y, sin embargo, lo han tenido bastante fácil para “empadronarse” como habitantes del hogar. Las casualidades y su derroche de habilidades caninas le han abierto las puertas de la residencia y también del corazón de las trabajadoras y usuarios.

Asistir a una de estas sesiones es suficiente para constatar lo bien que Xana y Yuma le hacen a los inquilinos. Antes de que ellas lleguen, en la sala de estar de la residencia reina la tranquilidad. Al fondo de todo, un grupo de amigas juega a las cartas. Las butacas verdes que rodean la estancia están casi todas ocupadas por los residentes que hablan entre sí distraídos, dormitan o miran para la televisión. Mientras en el centro de la sala se juega una animada partida de cartas. Cuando Xana y Yuma llegan, la cosa cambia por completo.

Leer noticia completa en La Región