info@fundacionsanrosendo.es · 988 366 086

Memoria y recuerdos a través de la música: el último gaitero de Cea


 

Manuel enfunda el traje con el que actuaba por las fiestas gallegas con los Cinco de Cea, banda ya desaparecida. Tras dos décadas sin coger la gaita, a los 95 vuelve a ensayar y a recordar.  El público ahora está en la residencia de Vilamarín.

Vente años sin música son muchos.  Los que llevaba Manuel Ogando, el más longevo de la residencia Santiago Apóstol de Vilamarín, sin tocar la gaita. Hoy enfunda el traje con el que se subía a los palcos de las fiestas gallegas con el grupo Os cinco de Cea. Ya solo queda él, el último de los amigos. Arranca el espectáculo “A saia da Carolina”.

Leer noticia completa (La Región)