info@fundacionsanrosendo.es · 988 366 086

Balance Proyecto Experiencia Activa: Más de 1.100 mayores han participado en los dos primeros años del proyecto

El Proyecto Experiencia Activa contó con la participación de 1.155 personas mayores desde su puesta en marcha hace dos años. Esta iniciativa, impulsada por la Fundación San Rosendo y La Región, pretende mejorar el bienestar de las personas mayores y promover el envejecimiento activo en la sociedad gallega, compartiendo las buenas prácticas que los profesionales de la Fundación aplican desde hace 25 años.

La iniciativa aglutinó estudios y actividades de 19 centros de la Fundación y 4 centros de Caldaria. También participaron 34 profesionales, entre médicos, enfermeras, educadores, fisioterapeutas y directores de centros.

La Fundacion San Rosendo mantendrá el compromiso con el Proyecto Experiencia Activa ya que esta iniciativa “ayuda a mejorar la calidad de vida de nuestros residentes y puede ayudar a todas las personas mayores de Galicia y de sus cuidadores” apuntó José Luis Gavela, presidente de la Fundación. “Seguiremos compartiendo el conocimiento y la experiencia de nuestros profesionales que cada día se vuelcan en el bienestar físico y emocional de los mayores” concluyó Gavela Varela.

Beneficios físicos, psíquicos y emocionales
Los mayores participantes en el Proyecto Experiencia Activa han experimentado “beneficios a nivel físico” y también “en ámbito psicológico y emocional muchas veces olvidado pero igual de importante para un envejecimiento activo”, apuntó José Luis Gavela.

Algunos ejemplos de beneficios físicos que se han constatado muestran que un 93,8% de los mayores que participaron en los programas termales y que fueron objeto de un estudio sobre su efecto en la salud de las personas de edad, experimentaron un alivio en sus síntomas y una mejora de la salud percibida.

Otras iniciativas del Proyecto Experiencia Activa también han hecho posible la reducción de la polimedicación de los usuarios gracias a un estudio de reducción de fármacos realizado en la residencia Santa Marta (Santa Cruz de Arrabaldo), y la reducción de caídas de personas mayores gracias al estudio de factores asociados a las caídas en las personas mayores coordinado en la residencia Ntra. Sra. de la Salud (A Peroxa).

Los usuarios también han disminuido riesgos cardiovasculares, a través de los programas de actividad física dirigida por fisioterapeutas y han mejorado en términos de psicomotricidad y destreza en las terapias asistidas con animales de la residencia Nuestra Señora de las Nieves de Maceda.

El Banco de Lembranzas es una de las iniciativas con mayor peso dentro del proyecto. Hasta la fecha se han documentado 111 historias de vida de personas mayores contadas por ellos mismos y grabadas en vídeo. Los mayores entrevistados para el Banco de Lembranzas han enriquecido a través de sus historias el conocimiento de los trabajadores sobre ellos, poniendo a su disposición una herramienta de personalización y mejora del cuidado no sólo físico sino emocional del usuario. Gracias a esta herramienta, se implementaron mejoras en la atención de personas que, por ejemplo, demandaban más contacto con familiares que viven lejos a través de videoconferencias mensuales con sus familias.

Se han mejorado las relaciones sociales de los mayores participantes con diferentes colectivos: con familiares (a través del concurso de postales de navidad celebrado cada año), con personas de su misma edad (jornadas de convivencia de mayores de distintas residencias), y con personas de grupos de edad diferente (jornadas y actividades intergeneracionales con centros de educación infantil).

Los mayores también han estimulado su memoria gracias al Proyecto Experiencia Activa, a través de las jornadas de recuperación de costumbres populares y trabajos tradicionales celebradas en las residencias Santiago Apóstol de Villamarín, La Saleta de Cea, O Bolo y Nuestra Señora de Fátima en A Rúa. Y en cuanto a la estimulación de su confianza y autoestima, el Proyecto Experiencia Activa ha promovido el aumento de su confianza personal y proyección de una imagen propia positiva en los desfiles de mayores celebrados en la residencia Divino Maestro de Ourense.