info@fundacionsanrosendo.es · 988 366 086

La Fundación San Rosendo superará los 1.600 empleos directos en 2016, la mayoría en el rural galllego

La Fundación San Rosendo creó 129 plazas para mayores dependientes en 2015, lo que supone un incremento del 3,5%, y se situó en 3.640 plazas asistenciales, de las que sólo el 25% son plazas concertadas. La Fundación cuenta con 70 centros asistenciales en funcionamiento, distribuidos en más de 40 núcleos rurales, y 1.576 empleos directos.

En el último año, dos centros se han incorporado a esta red asistencial. La residencia de Coia (Vigo) que abrió el pasado mes de julio, tiene una ocupación del 90%, mientras que el centro de Lobeira (Orense), que se abrió también en el mes de julio, presenta una ocupación del 30%. Al cierre del presente ejercicio, la ocupación total de los centros de la Fundación San Rosendo superó el 97%.

El presidente de la Fundación San Rosendo, José Luis Gavela, explicó que en 2015 se consolidó “la tendencia de los 3 últimos años” en los que “el 98% de los ingresos de nuevos residentes son personas mayores con un elevado nivel de dependencia”. Las dificultades de acceso a la Lei de Dependencia, son la causa del “retraso del ingreso de mayores que lo necesitan”, según indicó.

Gavela reiteró la necesidad de que la Administración “introduzca criterios más solidarios” en la asignación de plazas concertadas, como “rentas más bajas”, “el arraigo en residencia habitual” o “la actividad económica en el rural” para proteger a las familias gallegas con menos recursos.

Hitos 2016: superar los 1.600 empleos directos

En el año 2016, la Fundación San Rosendo superará los 1.600 empleos directos con la ocupación de las 129 nuevas plazas. El empleo directo ascenderá a 1.604 trabajadores, la mayoría de estos empleos están en algunos de los 40 núcleos rurales en los que la Fundación opera. El 70% serán empleos fijos y el 30% temporales.

José Luis Gavela insistió en que la actividad de las residencias junto con su capacidad para generar empleo “son un elemento dinamizador de la economía local” y en el caso de la Fundación San Rosendo un instrumento “para fijar población en el medio rural gallego”.

En cuanto a nuevos proyectos asistenciales, se están analizando dos nuevas residencias para Baiona y Lobios. En el caso de Baiona, que se encuentra en fase de desarrollo del proyecto, se trata de una residencia para 80 personas dependientes. En Lobios, se han iniciado los contactos con la administración local para evaluar las necesidades de esta zona de la Baixa Limia.

En el año 2016, el presupuesto conjunto para la Fundación San Rosendo y la Fundación San Martín, asciende a 46,7 millones de euros, lo que supone un 0,4% más que en el ejercicio anterior. La partida de inversión prevista asciende a 800.000 euros.

En este presupuesto, las cuotas y contratos de residentes son la principal fuente de ingresos ya que representan el 98% de los ingresos de explotación. En cuanto a los gastos de explotación, la partida más importante es la de gastos de personal, que suponen el 66% de los gastos previstos.

Calidad asistencial consolidada

En 2015, la residencia Divino Maestro (Orense) se sumó a la lista de 14 centros que han conseguido el certificado de calidad. Además, todas las residencias han renovado la certificación de calidad y en la evaluación anual que realizan residentes y sus familias se han conseguido resultados muy positivos. La satisfacción global con los centros de la Fundación San Rosendo alcanzó una nota media de 4,48, en una evaluación de 1 a 5.

Proyecto Experiencia Activa

El Proyecto Experiencia Activa, iniciativa promovida por los profesionales de la Fundación se ha consolidado como una iniciativa de “valor añadido” para mejorar el bienestar de las personas mayores y promover un envejecimiento activo. En el último año se han desarrollado 13 proyectos, 5 en el área sanitaria y 8 en el área social, entre los que cabe destacar el Banco de Lembranzas, un estudio sobre las caídas en las personas mayores, terapias con animales o la recuperación de costumbres populares.