info@fundacionsanrosendo.es · 988 366 086

Recuperación de labores tradicionales en la residencia de Cea


La Jornada de recuperación de labores tradicionales de la residencia La Saleta de Cea se integra en el área social del Proyecto Experiencia Activa. La jornada sirve como escaparate y puesta en práctica de las labores tradicionales de las hiladoras (fiadeiras), con el ejemplo de un grupo de usuarias.

Algunas de las usuarias aprendieron a hilar en su infancia y muestran ahora este oficio tradicional que otros muchos usuarios recuerdan como una de las labores de sus madres, hermanas, etc.

Tres usuarias, Carmiña, Pepa y Mari Carmen aprendieron a hilar sobre los 9 años y muestran a sus compañeros de centro y a las trabajadoras el proceso del hilado del lino y de la lana, desde que se siembran hasta que se hilan.

En las instalaciones del centro se realiza una demostración de cómo se hilaba la lana y para ello utilizan los aparejos y materiales necesarios para esta labor artesanal: el huso, la roca y la lana de oveja.

Mientras explican el proceso, los mayores recuerdan historias y anécdotas relacionadas con esta labor, sus primeros hilados, canciones, tradiciones, etc.

Beneficios de este tipo de jornadas para los mayores

Desde un punto de vista social, los objetivos de esta jornada son recordar las formas de vida y labores de nuestros antepasados mediante la puesta en práctica de labores y oficios tradicionales.

Desde el punto de vista de los beneficios para los mayores, estas jornadas aumentan el grado de cooperación entre usuarios y ayudan a estimular su memoria a largo plazo. Además, suponen un refuerzo en la autoestima de las personas mayores que cuentan su experiencia y muestran sus habilidades.

Con este tipo de iniciativas, los profesionales de la Fundación San Rosendo persiguen todos estos efectos beneficiosos para los mayores. Preguntarles por sus recuerdos, sus labores y sus oficios, para luego ponerlos en práctica, los hace sentirse útiles y valorados por la sociedad que los rodea.

Reportaje de La Región sobre la jornada: Hilar para recordar la niñez