info@fundacionsanrosendo.es · 988 366 086

La Fundación San Rosendo alcanzará los 70 centros en 2015 y creará 129 nuevas plazas en Vigo y Lobeira

La Fundación San Rosendo creó 175 nuevas plazas para mayores dependientes en el año 2014, un crecimiento del 5,1%, y mantuvo el nivel de ocupación del año anterior, que se situó en el 97%. La Fundación cerró 2014 con 3.600 plazas, distribuidas en 40 núcleos rurales gallegos, y un equipo de 1.576 profesionales.

Al cierre del presente ejercicio, cuenta con una red de 68 centros, tras la apertura de la residencia de Muíños y otra en el ayuntamiento pontevedrés de A Cañiza. Muíños, en funcionamiento desde el mes de marzo, alcanzó ya la ocupación del 100%, mientras que A Cañiza, abierta en septiembre, supera el 40%.

El presidente de la Fundación San Rosendo, José Luis Gavela, explicó que en 2014 se consolidó “la tendencia de años anteriores” en los que “el 98% de los ingresos de nuevos residentes son personas mayores con un elevado nivel de dependencia”. Según indicó, la crisis económica de las familias y las dificultades de acceso a la Lei de Dependencia, son la causa del “retraso del ingreso de mayores que lo necesitan”. Además, Gavela apuntó que en 2014, las familias “se han enfrentado a un nuevo contexto administrativo” que modifica los criterios de evaluación para las ayudas a la dependencia.

La Fundación pide a la Administración que “introduzca criterios más solidarios” en la asignación de plazas concertadas, como el de “rentas más bajas”, “el arraigo en residencia habitual” o “la actividad económica en el rural” para proteger a las familias gallegas con menos recursos.

Calidad asistencial consolidada

Los centros de la Fundación certificados renovaron esta acreditación y se avanzó en la preparación de los centros con menos de 100 plazas. La satisfacción general de familiares y residentes con las residencias alcanzó una nota media de 4,4, en una evaluación de 0 a 5. Gavela subrayó que el cuidado al dependiente “requiere de un mayor esfuerzo” y agradeció a los trabajadores “que hayan sido capaces de hacer esta tarea con una gran resolución”.

El Proyecto Experiencia Activa, que promueve el envejecimiento activo, ha reportado los primeros resultados positivos en la mejora de la calidad asistencial.

En este proyecto participa todo el personal aportando investigaciones, estudios y buenas prácticas. Este año se ha puesto en marcha un Banco de Lembranzas, que ya ha permitido introducir mejoras en el Plan de Cuidados de los residentes. También se han presentado las conclusiones de un estudio sobre polimedicamentos, realizado con el Sergas, y una investigación sobre los beneficios de las aguas mineromedicinales para las personas mayores, desarrollado por Caldaria.

Hitos 2015: ampliación de la red a 70 centros y 129 plazas para dependientes

En el primer semestre de 2015, la Fundación San Rosendo abrirá las residencias de Coia, en Vigo, y Lobeira. En conjunto, se crearán 129 nuevas plazas para dependientes y 50 nuevos empleos, cuando tengan una ocupación del 100%. Nuestra Señora del Rocío, en Coia, estará dotada de 74 plazas. En el caso de Lobeira, la rehabilitación del antiguo Grupo Escolar permitirá atender a 55 dependientes. La red de centros de la Fundación alcanzará las 70 residencias en toda Galicia.

La Fundación también ha realizado los primeros contactos con el ayuntamiento de Lobios para desarrollar un nuevo proyecto de residencia en la Baixa Limia. El desarrollo de este proyecto dependerá de la evolución de la ocupación del centro de Lobeira.

Además, la Fundación está valorando un nuevo proyecto asistencial en Baiona de 80 plazas.

En el año 2015, la Fundación San Rosendo y la Fundación San Martín contarán con un presupuesto de 46,6 millones de euros, lo que supone un 1,25% más que en el ejercicio anterior. La partida de inversiones asciende a 3,4 millones de euros, que se destinarán a la ejecución de obras y equipamiento de las residencias de Vigo y Lobeira, entre otras actuaciones.

En este presupuesto, las cuotas y contratos de residentes son la principal fuente de ingresos para la Fundación, ya que representan el 97% de los ingresos totales.