info@fundacionsanrosendo.es · 988 366 086

Llega el verano y se multiplican las actividades en nuestras residencias

Con la llegada del buen tiempo, de temperaturas más cálidas y días más largos en las residencias de la Fundación San Rosendo tenemos más actividades, sobre todo al aire libre. Vivimos nuestra pequeña revolución porque a las rutinas del día a día incorporamos excursiones, nuestros primeros baños en la playa o en los balnearios, con el programa de personas mayores.

Se nota como crece el bullicio entre los residentes por ejemplo, para preparar excursiones como la que realizaron compañeros de la residencia de As Flores y Santa María a Ponteareas, en la festividad del Corpus, para ver las vistosas alfombras de flores.

A pesar de nuestro paso lento, para montarse en el autobús todo son prisas y nervios. Cada año sentimos la emoción del primer baño en la playa, como si fuésemos niños. Del mismo modo que sentimos una gran ilusión cuando vamos al primer chapuzón en el balneario del programa de mayores.

Cualquier excusa es buena para salir y relacionarnos con otras personas, la playa en Nigrán, el zoo de Vigo o las actividades de pintura y manualidades que nos prepararon en Galisenior, donde realizaron un mural con material reciclado como los tapones, participamos en la elaboración de menús saludables y en la exhibición de gimnasia y aerobic.